Click here for English

DENVER – Denver logró algunos avances en la mejora de la comunicación y la responsabilidad de sus programas de vivienda asequible, pero los desacuerdos y los impactos de la pandemia del COVID-19 continúan impidiendo que Denver mantenga la asequibilidad en la ciudad, según un reporte de seguimiento del Auditor de Denver, Timothy M. O’Brien, Contador Público Certificado.

“Los precios de la vivienda en Denver continúan aumentando rápidamente. Sin embargo, en la recesión actual, los ingresos no aumentan al mismo ritmo”, dijo el Auditor O’Brien. “Necesitamos un inventario de viviendas más asequible y nuestras recomendaciones de auditoría deben implementarse para garantizar que los recursos que tenemos estén ayudando a la mayor cantidad de personas posible”.

La auditoría de agosto de 2019 encontró debilidades en la forma en que Denver se asegura de que las viviendas asequibles permanezcan en el inventario del programa de viviendas asequibles de la ciudad y en cómo la ciudad asegura que no se abuse del programa a través de alquileres ilegales y otras infracciones.

El Departamento de Estabilidad de la Vivienda, que anteriormente era parte del Departamento de Oportunidad y Desarrollo Económico de Denver, no estuvo de acuerdo con seis de nuestras recomendaciones en la auditoría inicial. No actualizamos el estado de las recomendaciones con las que el departamento no estaba de acuerdo, ya que presuntamente los gerentes no habrían tomado medidas para implementarlas. Sin embargo, todavía persisten los riesgos subyacentes que pretendíamos abordar con nuestras recomendaciones.

El departamento no estuvo de acuerdo con nuestras recomendaciones relacionadas con la mejora del monitoreo y de la aplicación de la ley a las violaciones de los requisitos de la vivienda asequible. Al no realizar ni documentar un monitoreo de ocupación anual, el departamento no garantiza que los propietarios cumplan con el requisito de mantener su vivienda asequible como su residencia principal

El departamento también estuvo en desacuerdo con nuestras recomendaciones para ayudar a la ciudad a evitar que pierda el inventario de viviendas asequibles debido a ejecuciones hipotecarias.

“Aunque no podemos dar seguimiento a estas recomendaciones, todavía estoy decepcionado. Espero que los líderes de la ciudad reconozcan la importancia de no perder las viviendas asequibles de un inventario que ya es extremadamente limitado”, dijo el Auditor O’Brien.

En nuestros esfuerzos de seguimiento, descubrimos que el departamento implementó parcialmente dos de nuestras recomendaciones, pero aún tiene trabajo por hacer. En un caso, los gerentes comenzaron a trabajar para crear un marco de evaluación del programa y evaluar los objetivos del programa. Sin embargo, la pandemia provocó la congelación de puestos de personal que son cruciales y el departamento dejó de trabajar temporalmente en la necesaria creación de un proceso de presentación reportes en línea.

El departamento también comenzó a utilizar un sistema de base de datos, Salesforce, para realizar un seguimiento a los datos. Estos incluyen datos sobre los hogares atendidos, datos demográficos, si los hogares recibieron asesoramiento y declaraciones de los contratistas sobre los casos. El equipo de auditoría espera que estos datos se utilicen en las evaluaciones para realizar cambios y mejoras en el programa en el futuro.

“Al monitorear los resultados y usar datos para evaluar el desempeño del programa, los gerentes de departamento pueden optimizar el trabajo y usar los recursos limitados para ayudar al máximo de hogares posibles”, dijo el Auditor O’Brien. “Los efectos de la pandemia del COVID-19 han ajustado los presupuestos y han generado limitaciones en el flujo de trabajo, lo que hace que estas herramientas basadas en datos sean más importantes que nunca”.

El departamento también implementó parcialmente una recomendación para comunicarse más con otras agencias de la ciudad. Encontramos pruebas de que la comunicación ha mejorado con otras cuatro oficinas, aunque esperamos que estas comunicaciones sean formales y estén documentadas en el futuro.

El Departamento de Estabilidad de Vivienda implementó tres de nuestras recomendaciones al completo y la Oficina del Tasador implementó una de nuestras otras recomendaciones.

Determinamos que el Departamento de Estabilidad de la Vivienda ha colaborado eficazmente con los proveedores de sus programas de asistencia para la vivienda para garantizar que estén verificando las direcciones. El departamento también comenzó a registrar el desbloqueo de los convenios y el director general de vivienda ahora recibe actualizaciones mensuales sobre las viviendas asequibles que entran en ejecución hipotecaria.

Mientras tanto, la Oficina del Tasador creó oportunidades para presentar protestas para las 51 viviendas asequibles que se consideraron sobrevaloradas durante la auditoría original. También la Junta de Ecualización de Denver aprobó la reducción del valor de la propiedad asignado a las viviendas durante su reunión de agosto de 2019. Como consecuencia, el Departamento de Finanzas emitió casi $49,250 en reembolsos de impuestos a la propiedad a los propietarios de viviendas asequibles.

Esta fue la segunda auditoría y el segundo reporte de seguimiento de los programas de vivienda asequible. Después de la primera auditoría en 2018, la ciudad completó una lista con el inventario de viviendas asequibles, pero descubrimos que aún podría estar permitiendo la venta y reventa de propiedades asequibles a precios incorrectos.

“El Departamento de Estabilidad de la Vivienda ha experimentado muchos cambios y mejoras en los últimos tres años”, dijo el Auditor O’Brien. ” Espero ver mejoras más significativas en el futuro ahora que el equipo de liderazgo y la estructura están establecidos”.

Lea el reporte de seguimiento
Lea la auditoría

%d bloggers like this: