Click here for English

DENVER – La ciudad se retrasa en la implementación de herramientas y políticas que ayuden a garantizar una mejor supervisión de algunos aspectos de su sistema de impuestos sobre la propiedad y de sus procesos, particularmente relacionados con la exención de intereses y tasas, según un reporte de seguimiento publicado hoy por el Auditor de Denver Timothy M. O’Brien, Contador Público Certificado.

“El Departamento de Finanzas trabajó para abordar algunos de los riesgos que identificamos”, dijo el Auditor O’Brien. “Sin embargo, sin políticas y procedimientos documentados que permitan monitorear las exenciones de tasas, creo que la ciudad podría correr el riesgo de aplicar exenciones de manera desigual”.

La ley estatal permite que la División de Tesorería exima el pago de tasas e intereses de hasta 50 dólares en las cuentas vencidas. Sin embargo, nuestro equipo de auditoría señaló en 2019 que la División de Tesorería no había establecido ni documentado los criterios según los cuales se pudieran eximir los intereses y las tasas. Tampoco había establecido un proceso detallado para documentar o revisar las exenciones cuando son concedidas.

En el momento de realizar el seguimiento, nuestro equipo descubrió que las políticas y los procedimientos actualizados no abordaban por completo las inconsistencias y el seguimiento incompleto de las exenciones. Además, no se ha implementado de forma completa un nuevo sistema de evaluación de los impuestos sobre la propiedad. Como consecuencia, otras recomendaciones tampoco se implementaron en su totalidad.

El nuevo sistema de evaluación de impuestos sobre la propiedad tampoco registra la cantidad total de impuestos e intereses adeudados en las cuentas, la cantidad de intereses eximidos o el nombre del empleado que concedió la exención.

Debido a que no se realiza un seguimiento completo a las exenciones, es posible que no se exijan responsabilidades a los supervisores y al personal en la toma de decisiones cuando se trata de exenciones y la ciudad también podría perder ingresos. Las exenciones podrían aprobarse por encima del umbral legal y la ciudad podría no cumplir con la ley estatal. Al no establecerse criterios para las exenciones que estén debidamente documentados, algunos propietarios de Denver podrían terminar pagando mientras que otros no.

“Creo que esta es una cuestión de equidad”, dijo el Auditor O’Brien. “Estoy seguro de que los empleados tienen buenas intenciones al eximir el pago de tasas, pero al no implementar procedimientos documentados, los supervisores podrían aplicar las exenciones de manera diferente a distintas personas”.

Otro riesgo sin abordar es que la política de exenciones de la ciudad todavía contradice la ley estatal que limita las exenciones de intereses y tasas a montos inferiores a 50 dólares. Inicialmente, la División de Tesorería interpretó que la ley estatal permitía la exención del pago de hasta 50 dólares en las cuentas que tuvieran cualquier monto de interés adeudado. Los gerentes de la división también creían que podían eximir el pago de tasas superiores a 50 dólares con la aprobación del supervisor.

Pedimos a la División de Tesorería que obtuviera una aclaración por parte de la Oficina del Fiscal de la Ciudad sobre la interpretación correcta de lo que se puede y no se puede eximir. La Oficina del Fiscal de la Ciudad concluyó que ley estatal solo permite que la División de Tesorería exima el pago de intereses y tasas en cantidades inferiores a 50 dólares. Sin embargo, cuando la División de Tesorería actualizó su política, continuó permitiendo que la gerencia aprobara exenciones superiores a 50 dólares porque no interpretaron correctamente la opinión de la Oficina del Fiscal de la Ciudad.

En general, el Departamento de Finanzas implementó de forma íntegra solo dos de nuestras 10 recomendaciones relacionadas con el proceso de evaluación de impuestos sobre la propiedad. La División de Tesorería implementó procedimientos para monitorear los arrendamientos estatales y corrigió los porcentajes inexactos para las exenciones ponderadas en los arrendamientos estatales de las propiedades de Denver.

Otras dos recomendaciones se implementaron parcialmente y cuatro no se implementaron. Si bien el departamento tomó medidas para mitigar muchos de los riesgos detectados en la auditoría original, el nuevo sistema de evaluación de impuestos sobre la propiedad todavía está en proceso de implementación, lo que deja incompletas algunas políticas y procedimientos que son necesarios. También se espera que el nuevo sistema registre mejor cómo la ciudad monitorea las propiedades excluidas, pero esta recomendación no se había completado en el momento del seguimiento, que se realizó después de la fecha esperada de implementación que proporcionó el Departamento de Finanzas.

Tampoco se implementaron otras dos recomendaciones para asegurar una contabilidad financiera correcta y transparente para los fondos de transferencia del estado, por lo que todavía no se han abordado estos riesgos. En 2019, descubrimos que el Departamento de Finanzas registra incorrectamente los reembolsos estatales para la Exención de Impuestos sobre la Propiedad para las Personas de la Tercera Edad y Veteranos Discapacitados, comúnmente conocida como Exención para las Viviendas de la Tercera Edad. Recomendamos cambiar la clasificación del reembolso del “impuesto sobre la propiedad” por “transacciones sin contraprestación exigidas por el gobierno” para garantizar el cumplimiento de las prácticas de contaduría.

También recomendamos que la ciudad se asegure de que otras entidades gubernamentales que reciben fondos conozcan la naturaleza de los ingresos públicos y si proceden de los impuestos sobre la propiedad o no.

El Departamento de Finanzas no estaba de acuerdo con estas dos recomendaciones. Los funcionarios de finanzas dijeron que creían que el término correcto es impuesto sobre la propiedad.

“Sigo decepcionado con la decisión del departamento de no estar de acuerdo con estos cambios necesarios para garantizar la transparencia en la contabilidad”, dijo el Auditor O’Brien. “Durante la reunión del Comité de Auditoría Independiente, la gerencia reconoció que estos fondos transferibles no son impuestos sobre la propiedad, pero aun así se negaron a cambiar la clasificación de contaduría. Estos detalles son importantes en nuestros estados financieros “.

Lea el reporte de seguimiento

Lea la auditoría 

%d bloggers like this: