Click here for English

DENVER – El dinero público procedente de los ingresos que el hotel Westin debe al Aeropuerto Internacional de Denver todavía no se revisa de forma completa y con frecuencia porque el hotel podría seguir bloqueando el acceso a cierta documentación de respaldo, según un reporte de seguimiento publicado este mes por el Auditor de Denver, Timothy M. O’Brien, Contador Público Certificado.

“Finalmente recibimos algunos de los registros que solicitamos, después de más de dos años de espera, pero es vital que el acuerdo de administración del hotel se actualice para terminar con la posibilidad de que Marriott International pueda bloquear aún más el acceso a los registros, tanto para los auditores como para la administración del aeropuerto”, dijo el Auditor O’Brien. “No deberíamos haber tenido que esperar tanto tiempo para obtener los documentos que necesitábamos desde el principio”.

Denver gastó más de 700 millones de dólares en bonos y fondos de capital del aeropuerto para construir el hotel Westin y el centro de tránsito que se abrió en el 2015. La ciudad formalizó un acuerdo de administración del hotel con Marriott y le paga a Marriott una tasa de administración para gestionar el hotel Westin.

Al realizar el seguimiento, el equipo de auditoría descubrió que el aeropuerto aún no ha actualizado su acuerdo de administración del hotel para abordar la preocupación de que Marriott podría negar el acceso a la información porque se consideró información propietaria. Los funcionarios del aeropuerto dicen que iniciaron conversaciones con Marriott en 2019 y están trabajando este año para actualizar el acuerdo mientras está en proceso de renovación.

“Me decepciona que esta recomendación vital aún no se haya implementado. Insto al aeropuerto a que logre abordarla en las negociaciones contractuales de este año”, dijo O’Brien. “Siempre debemos adoptar un enfoque basado en la confianza pero también en la verificación en cuanto a los registros y el dinero de los contribuyentes. Los esfuerzos de Marriott para negar a la ciudad el acceso a la información son todavía preocupantes y obstaculizan el deber que tiene la ciudad de garantizar la rendición de cuentas en una inversión pública significativa”.

Mientras tanto, la gerencia del aeropuerto actualizó las funciones, las políticas y los procedimientos para el monitoreo de contratos. También trabajó para lograr un mejor desempeño y una mejor supervisión financiera del acuerdo de administración del hotel. Sin embargo, ninguna de esas actualizaciones incluyó la revisión de la documentación de respaldo para las transacciones de ingresos y gastos. Las revisiones de las transacciones financieras deben incluir evaluaciones de autorización, precisión e integridad, tal y como se describe en el acuerdo de administración del hotel.

“Esto es como si el Westin se diera a sí mismo una A+ en una prueba, pero nadie más puede ver las respuestas a las preguntas para confirmar esa calificación”, dijo el auditor O’Brien. “La disminución significativa en los ingresos debido a la pandemia del COVID-19 en 2020 hace que sea aún más importante verificar que el hotel haya pagado al aeropuerto todos los ingresos que debe a la ciudad”.

En 2018, los representantes del Westin se negaron a proporcionar toda la documentación solicitada relacionada con las operaciones y los ingresos del hotel, alegando que parte de ella era propietaria, a pesar de que la Carta de Denver otorga al Auditor el derecho específico de realizar auditorías de contratos y franquicias de la ciudad con acceso en todo momento a los libros, las cuentas, los reportes y otros registros.

“Mi oficina maneja información confidencial todos los días”, dijo el Auditor O’Brien. “Si no puedo acceder a estos registros, entonces seguramente la gerencia del aeropuerto tampoco los estará revisando. Y esto genera un problema”.

Una revisión de los términos del contrato, unas políticas, procedimientos y monitoreo del contrato más estrictos, y unas funciones claramente definidas permitirán al aeropuerto garantizar que el Westin funcione de tal manera que proteja los activos de la ciudad y optimice su desempeño financiero.

El aeropuerto creo y definió con éxito las funciones para asegurar cierta supervisión financiera, como el seguimiento de las tendencias de las tarifas de gestión, las previsiones iniciales de ingresos, la evaluación de las opiniones externas y el flujo de fondos.

El aeropuerto también implementó en su totalidad una recomendación para asegurar que se puedan permitir todos los reembolsos a contratistas externos y una recomendación para documentar y resolver las inspecciones en el sitio. La gerencia del aeropuerto también formalizó los pasos para documentar las órdenes de trabajo, incluyendo la documentación de los términos y condiciones, el cronograma y los costos de las solicitudes. La gerencia también desarrolló un proceso para la revisión y aprobación formal de esas órdenes de trabajo.

“Los gerentes del aeropuerto están tomando medidas para mejorar el monitoreo financiero del hotel”, dijo el Auditor O’Brien. “No obstante, sin la documentación de respaldo y un acuerdo operativo corregido del Westin, nunca tendremos los recursos que necesitamos para asegurar al público que no están haciendo de las suyas”.

Los administradores del aeropuerto no implementaron una recomendación, implementaron parcialmente siete recomendaciones e implementaron cuatro recomendaciones en su totalidad.

Lea el reporte de seguimiento

Lea la auditoría

 

%d bloggers like this: